La AEL estará presente en la Asamblea General de la OEA

Buenos Aires, 30 de Mayo de 2019 — Por tercer año consecutivo la Alianza Evangélica Latina (AEL) participará activamente en la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) con destacables logros alcanzados en las presentaciones anteriores junto a otras organizaciones y representaciones de la Iglesia Evangélica en Latinoamérica.

El pastor Eduardo Gomez, vicepresidente de la AEL, quien realiza un loable trabajo con diplomáticos delegados de las diferentes naciones concurrentes, será quien oficie de anfitrión en esta ocasión ya que la Asamblea tendrá lugar en Medellín, Colombia, a fines del mes de junio. Completan la comitiva encabezada por el pastor Gómez, Fátima Oliva y Oscar Menacho de Bolivia, Carlos Gonzalez Telles y Gerald Bogantes de Costa Rica. Ellos tendrán la enorme responsabilidad de representar no sólo a sus países, sino a la Alianza Evangélica Latina.

Consultado el director ejecutivo de la AEL, pastor Juan Cruz Cellammare, expresó que “hemos tenido participaciones a través de los últimos dos años, donde AEL no solo tuvo sus intervenciones a lo interno de la Asamblea General de la OEA, sino que también ha organizado eventos fuera de la propia Asamblea. Lo cual hace que todo por lo cual luchamos dentro del recinto cobre sentido en la vida diaria. Este año vamos por nuestra tercera incursión y esperamos ser sal y luz en medio de la oscuridad. Estos hermanos, varones y mujer de Dios, serán una antorcha encendida a las naciones”.

El año pasado, el Lic. Gerald Bogantes, vicepresidente de AEL Joven, disertó en la presentación de su ponencia ante el foro de la Asamblea en presencia de su Secretario General, Luis Almagro. Donde se explayó en un discurso que levantó los principios y valores bíblicos, en defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Este año se espera ahondar en el mismo tema además de expresar la posición de la Iglesia Evangélica sobre temas como Libertad Religiosa y Libertad de Expresión, Objeción de Conciencia, y el avance de diferentes interpretaciones que discriminan y desvalorizan a quienes se oponen a ideologías que atacan a las familias y al centro mismo del ser de cada persona.

Cabe destacar que este año la AEL una vez mas fue aceptada para ser parte de la Asamblea General, donde no solo hará defensa de los temas antes mencionados. Sino también con la firme intensión de hacer visible ante los representantes de las diferentes naciones, a los más de 100 millones de evangélicos que tienen una voz. Tanto la AEL como las organizaciones evangélicas hermanas proponen ser una voz que incida en la sociedad a favor de la vida, la familia, los valores, los principios bíblicos. No sólo como intención, sino también como deber para influir en nuestra cultura y sociedad.

Estamos seguros que también este año podremos sentar un nuevo precedente ante esta organización tan importante para el continente. Nuestra Alianza junto a otras organizaciones evangélicas busca alumbrar, mostrar o visibilizar que somos muchos los que nos oponemos a abandonar los principios y valores marcados en la Biblia como Palabra de Dios. Y que vivimos bajo esos principios porque entendemos que somos hechura de Dios, semejantes a su hijo Jesucristo”, señaló Cellammare.