15 de mayo: Día internacional de la familia

Buenos Aires (15 de mayo de 2019) — La Alianza Evangélica Latina reflexiona sobre el objeto del Día Internacional de la familia, y agradece al Creador por pensar en ese pequeño grupo íntimo al cual cada ser humano necesita tener y pertenecer. Porque la familia es el plan de Dios para la humanidad, siendo él nuestro Padre Celestial, Jesucristo nuestro hermano mayor, y nosotros sus hijos por obra del Espíritu Santo.

En la década de los ochenta, en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) comenzaron a centrarse en temas relacionados con la familia. En 1993 decidió celebrar el Día Internacional de la Familia cada 15 de mayo, con el fin de dar a conocer la cuestiones relativas a ellasy reflexionar acerca de cómo les afectan los procesos sociales, económicos y demográficos.En 1994 se conmemoró por primera vez. Hoy se cumplen los primeros 25 años como Día Internacional de la Familia.

Esta celebración es la oportunidad de recordar la idea de familia según la Palabra de Dios. La primer familia fue compuesta por Adán, Eva y sus hijos: Caín y Abel. Para que ésta existiera —dice el relato bíblico— que Dios tomó de la costilla de Adán y creó a Eva. A partir de ese momento se conformó la primer pareja (matrimonio) y el Creador estableció que “dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” (Gn. 2:24). Estableciendo así un único núcleo que dará sustento a la formación de la estructura social: un hombre y una mujer, juntos como una sola persona. Esta unión es el germen de la humanidad toda. 

Para la Alianza Evangélica Latina la celebración del Día Internacional de la familia es el momento donde levantamos bandera a favor de la familia y fortalecemos los lazos para combatir la violencia, el aborto, el abuso, la pornografía, la discriminación y cualquier situación que ataque abiertamente la integridad de sus integrantes. Porque la familia es la célula más pequeña de la Iglesia, como Cuerpo de Cristo, es en el seno del hogar donde la sociedad necesita que la centralidad sea dada a Jesús, el Salvador. En todas sus etapas, desde la niñez hasta la adultez y la tercera edad, cada miembro de la familia es importante y su refugio seguro después de Dios, es su hogar.

La AEL, conformada por 22 naciones, trabaja en diferentes comisiones AEL Joven; Dignidad humana, Familia y Sociedad; AEL Mujer; Oración; Evangelismo; Empresariosy otros que se van estableciendo. Por iniciativa de AEL Mujer, compartimos tres artículos de opinión sobre la Familia, escrito por mujeres que representan tres países diferentes, tres realidades.

La Familia Natural — por Fátima Oliva Roca (Bolivia)
Levantando la voz de auxilio— por Carmen de Castro (El Salvador)
La familia bajo ataque — Silvia Castillo (Perú)