Legisladora oró, con autorización del Senado paraguayo, en el recinto

Asunción, 7 de marzo de 2019 — En el inicio de las sesiones ordinarias en el Honorable Senado de la Nación de la República del Paraguay, hoy tuvo lugar un hecho sin precedentes. La senadora María Eugenia Bajac solicitó elevar una oración, al pleno y el pedido fue duramente criticado por su par, Paraguayo Cubas. Pese a las quejas el pedido fue aceptado.

Cuando le tocó el uso de la palabra, al inicio de la sesión ordinaria de la Cámara Alta, la senadora Bajac quien manifestó que su homenaje sería “para Dios”. Argumentó que comprendía que “estamos en un Estado laico”, pero justificó el hecho diciendo que “hay libertad de culto y la mayoría profesamos el cristianismo”, aprovechando así que se realizaba la apertura del año de sesiones para los senadores.

Bajac leyó un pasaje bíblico del profeta Daniel, con el objetivo de agradecer el reinicio del periodo parlamentario. Al finalizar la lectura, la legisladora se dirigió al presidente del Senado, Silvio Ovelar, y le solicitó su autorización para ofrecer una reflexión religiosa, pero en el marco del respeto a la diversidad de creencias, según lo informó ÚltimaHora.com de Paraguay.

En ese momento comenzó un pequeño debate en que algunos senadores argumentaron que hay parlamentarios de diferentes religiones y que no se podría votar una cuestión así en plenaria, pues «somos un Estado laico”. Otros senadores argumentaron que en realidad la oración no ofendía ni a creyentes ni a no creyentes, porque también la Constitución garantiza la libertad de culto.

A su turno, Paraguayo Cubas criticó la propuesta y reclamó al titular de la Cámara que no se defendía lo establecido en la Carta Magna, en cuanto al Estado laico.

Pese a su protesta, Ovelar autorizó a la senadora Bajac y está realizó una breve y eufórica oración de agradecimiento. La mayoría de los senadores optaron por acompañar el acto puestos de pie a excepción de los integrantes del Frente Guasu, quienes permanecieron sentados durante la alocución. Incluyendo al expresidente y exobispo Fernando Lugo.