Representantes de iglesias evangélicas bolivianas se reunieron con Evo Morales

Cochabamba (28 de diciembre de 2018) — El presidente de Bolivia, Evo Morales, sostuvo una reunión el pasado 24 de diciembre, en la ciudad de La Paz, con representantes de las iglesias evangélicas nucleadas en ANDEB, miembro de la Alianza Evangélica Latina (AEL) y otras alianzas nacionales y consejos similares del país. El Gobierno y el Legislativo boliviano se comprometieron a aprobar a mediados de febrero la Ley de Libertad Religiosa para, entre otros aspectos, acelerar los trámites de obtención de personería jurídica.

Además del Primer Mandatario, a la reunión asistieron los ministros de exteriores, Diego Pary, y de Gobierno, Alfredo Rada, y los presidentes de las cámaras de senadores y diputados, Milton Barón y Gabriela Montaño, respectivamente.

El presidente de la Cámara de Diputados, Milton Barón, señaló que desde la Asamblea Legislativa Plurinacional se asume “el compromiso de (promulgación de la Ley) de Libertad Religiosa hasta la primera quincena del mes de febrero de 2019. De tal manera que las iglesias sean atendidas en esta demanda que data de hace 10 años atrás”. 

“Esta reunión se ha dado para conversar sobre el trabajo de las iglesias evangélicas y el tema Ley de libertad Religiosa”, explicó el presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia (ANDEB), pastor Munir Chikie Nacif.

Si bien el Estado Plurinacional de Bolivia garantiza la plena libertad de religión y credos en la Constitución Política del Estado -en sus artículos 4 y 21 (2)- “es necesario este proyecto de Ley de Libertad Religiosa” porque con el se “optimizarán los tiempos y procedimientos para el otorgamiento de personerías jurídicas que estará sujeto a la reglamentación” explicó Chikie.

“Hoy hemos sido escuchados y hemos sido comprendidos en la necesidad de un proyecto de Ley de Libertad Religiosa. Tenemos el articulo cuarto que garantiza la libertad religiosa pero había una vacío legal en la reglamentación respecto a nuestras organizaciones religiosas”, agregó.  

Asimismo el Presidente Morales pidió a la Iglesia Evangélica “coordinar con las instancias correspondientes para llevar adelante proyectos y programas de acción social, y especialmente que aporte al país a través de los principios y valores”.

Según un documento que difundió ANDEB, los acuerdos de la reunión fueron tres: En primer lugar, la “Libertad de Religión e independencia del Estado”; en segundo, la “Independencia de la Iglesia en temas político partidarios”; y finalmente, la “Coordinación en Programas y Proyectos Sociales”.

“Quedó muy claro que cada ciudadano evangélico toma sus decisiones respecto a su voto y su participación en la política partidaria. Lo que sí se le comentó al presidente es nuestra presencia activa por mas de 120 años como una iglesia que ha generado de manera silenciosa y sin pedir nada a cambio, transformación de vidas y de la sociedad a través de un largo y arduo trabajo en todo el territorio nacional. Se le dijo que la iglesia es la llamada a trabajar con los necesitados a través del Evangelio de Jesucristo, un Evangelio de Transformación y Vida. La Ley de Libertad Religiosa y Creencias Espirituales será un marco jurídico que va a coadyuvar en la labor evangelizadora y de transformadora de la iglesia”, reza el documento.

“Se le aclaró de manera contundente que la Iglesia Evangélica y sus instituciones no promueven ni promoverán política partidaria, guardando su independencia en estos asuntos. Las posiciones político partidarias son personales y concienciales de cada miembros de la iglesia, y pueden haber diferencias al respecto”, dice el mismo documento que está firmado por Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia, ANDEB; Alianza por la Libertad de FE, ALFE; Iglesias Evangélicas Unidas de El Alto; Iglesias Evangélicas Unidas de Cochabamba; Asociación Cristiana Evangélica de Tarija; la Asociación de Iglesias Cristianas Evangélicas de Sucre; y las Iglesias Evangélicas Unidas de Potosí.

Por su parte el pastor Rubén Proietti, presidente de AEL aseguró que “es destacable el valor de este encuentro gubernamental que confirma la presencia de la iglesia evangélica latina en los distintos países, en este caso en Bolivia. Ellos estuvieron 10 años detrás del reconocimiento jurídico. En otros países, como Argentina hace más de 20 años que perseguimos la Ley de Libertad Religiosa que contempla la personería jurídica. Observamos con entusiasmo que la siembra de tantos años en nuestras sociedades, va mostrando su fruto, de modo que los gobiernos no pueden dejar de prestar atención al crecimiento y momento tan efectivo que vive la iglesia en los países latinos. Esta es una gran conquista que deseamos se replique en todo el continente. Celebramos, como Alianza Evangélica Latina, esta acción de la Iglesia boliviana, orando para que se concrete esta promesa y Bolivia pase a ser uno de los países con personería jurídica”.